Condesa de Leganza Rosado

Color rosa carmín con finos reflejos de fondo casi amoratados, su fase olfativa nos complace con notas afrutadas, finas y elegantes de frutas rojas (fresas, frambuesas) pero sin llegar a ser en ningún momento empalagoso, es un vino amplio, amable pero muy equilibrado por una interesante acidez que será señal de una vida algo más extensa que de lo habitual en estos caldos con tanta plenitud juvenil.