Condesa de Leganza Sauvignon Blanc

Vino de color amarillo pajizo con reflejos verdosos entre dorados propios de una maceración incisiva y de madura juventud, su fase olfativa arroja un primer golpe intensísimo de piel de naranja, dejándonos a posteriori multitud de sensaciones cítricas y frescas que desembocan en un final de frutas tropicales, piña y hasta maracuyá, su sedoso y untuoso paso por boca unido a la frescura de una idónea acidez, dejan recuerdos de su intensidad aromática en la vía retronasal con un postgusto inmenso y satisfactorio.